Domingo XXVII del Tiempo Ordinario

Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él
Mc 10, 2-16

A través de la ventana siento el frío invierno.
tocó el cristal con mi mano
y algún hueco
limpiando el húmedo vaho.

Veo como juegan los niños en el parque
junto a los marrones árboles
desangelados y desnudos,
espectadores del tiempo.

Risas y lloros,
gritos y susurros,
todo se mezcla
en la tarde de invierno.

Sentado junto a mi mesa
intentó ordenar las palabras,
darles ritmo, pintarlas de dulzura,
que broten como verdes enredaderas.

Son las cinco y suena el tranvía
una mujer corre deprisa y apurada,
pero lo alcanza.

Qué bello es poder escribir,
puedes llegar a tu lado desde este estudio
y hacer que el fresco se torre confortable testimonio,
ofrecer lo que nace de uno mismo.

Cierro los ojos
y me recuesto en la vieja silla,
miro hacia adentro y juegos con las hojas caídas.
hago montones con ellas,
las lanzó al aire
y caen lentamente
sin peso alguno,
sin ganas de tocar el suelo
agotando cada instante
deleitándose con la vida.

4 (poema inspirado en el Evangelio, versículo 15, de hoy)
En A los pies de la Cruz de José Viladecans

Feliz domingo

-este libro lo puedes adquirir en Zaragoza (España) en Maranatha Librería Evangélica, el resto en Amazon-

Al Evangelio de hoy…

-este libro lo puedes adquirir en Zaragoza (España) en Maranatha Librería Evangélica, el resto en Amazon-

He vuelto a comer chocolate a escondidas
a correr descalzo sobre la verde hierba,
a mojarme cuando cae la fina lluvia.

He vuelto a no pensar en la maldad
a dormir por la noche,
a no dejarme preocupar.

He vuelto a reírme a carcajadas,
a tener tiempo para jugar,
a no pensar que el día terminará.

La inocencia que nos acaricia,
es la bondad que nos abraza.

Sentir así nos hace más humildes
nos distancia de lo burgués,
nos acerca al pentecostés.

Sentir así es el principio de felicidad,
nos separa de la humana crueldad,
no se arrima a la cordialidad.

Sentir así es acoger a Cristo en ternura
con más sincera voluntad,
con más dulzura que falsedad.

14 (poema inspirado en el Evangelio, versículo 3, de hoy)
En A los pies de la Cruz de José Viladecans

Otoño…

El Otoño, de Francisco de Goya (1786)-

Ya ha llegado el otoño, y todavía
te envío, amigo mío, mi mensaje
en esta poesía.
¿Cuántas hojas aún, cayendo lentas,
pondrán color de oro
en el bello paisaje, y cuántas,
en la nueva primavera,
alegrarán el día,
antes de que te envíe
mi última poesía?
Pero cuando las fuentes, las estrellas
y los versos se acaben en mi vida,
yo quisiera cantar mi despedida
a tantas cosas bellas
y mi feliz encuentro
con el Autor de ellas,
en versos tan sentidos y tan bellos
y de tanta alegría,
que tú vieras en ellos
mi última poesía.

José Julio Martínez

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento

Domingo XXV del Tiempo Ordinario

El Hijo del hombre va a ser entregado. Quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos
Mc 9, 30-37

Soy nómada de Dios,
mi libertad es la suya,
en él me siento humano
cuando camino o me detengo
en el camino de la vida.
Entre el vacío de las cosas
vida soy y lo son otros
y lo que me enardece:
el sol y las estrellas
y la flor del monte,
todo acaricia mi intemperie
y así en todo pongo amor.
Y toda la vida la da Dios,
detrás de las cosas que se mueren,
llamando a nuevo amanecer.
Latir del corazón,
guarida de mi huida
y molde de mi agua.
Cuando cae la noche
en mi cielo,
me quedo solo,
apoyo mi cuerpo
en el árbol de la tarde,
cubierto de intemperie,
creyéndome seguro.
Pero el agua cala
en el corazón,
y así grito
mi frío en la dehesa,
exponiendo mi pena
al oído del viento.
Ya no hay verde ni amor,
estoy yo solo…
con mi Dios.

Francisco Espinosa Rojí

Feliz domingo

Nuestras oraciones y nuestra solidaridad para con el pueblo afgano y para cuantos en este mundo viven tristemente sometidos a la tiranía del fundamentalismo religioso.

Nuestras oraciones y solidaridad también están con el pueblo haitiano. Queridos amigos de la República de Haití: no os olvidamos! Siempre están presentes en nuestra mente y pedimos al buen Dios que os bendiga y os guarde, que desenvuelvan camino hacia vosotros y que los lleve en libertad, paz y prosperidad.

Jueves XXIII del Tiempo Ordinario

Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso
Lc 6, 27-38

Culpa que se aferra a tu corazón,
parece un remordimiento angustioso.
brota un sentimiento vivo y amargoso,
te preguntas si para ti hay perdón.

¿Te arrepientes de este yerro pecado?
¿Lo ofreces a Dios,
a la Iglesia y a tu hermano?
piensa entonces:
¿Es sincero tu estado?

Ten por seguro que no será ufano:
esperanza,
vida nueva,
hijo amado
hijo amado
orienta el camino…
sal del secano.

40 (poema inspirado en el Evangelio, versículo 37, de hoy)
En A los pies de la Cruz de José Viladecans

-este libro lo puedes adquirir en Zaragoza (España) en Maranatha Librería Evangélica, el resto en Amazon-

Nuestras oraciones y nuestra solidaridad para con el pueblo afgano y para cuantos en este mundo viven tristemente sometidos a la tiranía del fundamentalismo religioso.

Nuestras oraciones y solidaridad también están con el pueblo haitiano. Queridos amigos de la República de Haití: no os olvidamos! Siempre están presentes en nuestra mente y pedimos al buen Dios que os bendiga y os guarde, que desenvuelvan camino hacia vosotros y que los lleve en libertad, paz y prosperidad.

Miércoles XXIII del Tiempo Ordinario

Dichosos los pobres; ¡Ay de vosotros los ricos!
Lc 6, 20-26

Administrador infiel
tú qué perdonas la deuda,
que buscas consuelo
para no tener que cavar,
para no tener que mendigar.

Administrador astuto,
que haces tu trabajo
que eres perdonado
en pro del pobre no has obrado
en pro de tu salvación has actuado.

Aparta la riqueza como altar
ya que solo a un amo has de amar.

Dios, nuestro camino
Don Dinero, nuestro asesino.

53 (poema inspirado en el Evangelio, versículo 24, de hoy)
En A los pies de la Cruz de José Viladecans

-este libro lo puedes adquirir en Zaragoza (España) en Maranatha Librería Evangélica, el resto en Amazon-

Nuestras oraciones y nuestra solidaridad para con el pueblo afgano y para cuantos en este mundo viven tristemente sometidos a la tiranía del fundamentalismo religioso.

Nuestras oraciones y solidaridad también están con el pueblo haitiano. Queridos amigos de la República de Haití: no os olvidamos! Siempre están presentes en nuestra mente y pedimos al buen Dios que os bendiga y os guarde, que desenvuelvan camino hacia vosotros y que los lleve en libertad, paz y prosperidad.

Va de libros…

Hoy te presento este libro (en sus dos ediciones en curso) que de un tiempo a esta parte lo has visto aparecer por aquí. Se trata de un conjunto de poemas inspirados en versículos de la Biblia. Personalmente lo he usado, uno cada día, en mi oración personal. Es un libro que recomiendo tanto para tener como para regalar.

Su autor, poeta catalán afincado en Huesca, terminó sus estudios en la Facultad de Teología SEUT con un máster en Energías renovables en la universidad de Francisco de Vitoria. Es miembro del grupo Teólogos en el Horno.

Este libro lo puedes adquirir en Zaragoza (España) en Maranatha Librería Evangélica, el resto en Amazon: https://www.amazon.es/los-pies-cruz-Jos%C3%A9-Viladecans/dp/B08LNN5GM5
https://www.amazon.es/los-pies-Cruz-Jos%C3%A9-Viladecans/dp/B08VCKZ9D2