12 de octubre de 2015

Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mi primero
Jn 15, 18-27

Con estas palabras del Evangelio de Juan iniciaba la exhortación que el obispo Jordi nos dirigía a aquellos cuatro que iniciaríamos la vocación de la CAFA en nuestros respectivos lugares.
Cada año en mi oración de acción de gracias medito las palabras que aquel día se nos dijeron y compruebas, seis años después, que alguna se ha cumplido proféticamente.
Quiero tener presente a quienes, seis años después, ya no están conmigo en esta andadura y que no dudo me acompañan desde el cielo. Pero también quiero recordar a los que el Señor, en su infinita misericordia, ha puesto en mi camino enseñándome cada día a ser mejor cristiano.

Hoy quiero compartir con vosotros mis primeras palabras como presbítero aquel 12 de octubre de 2015 en la iglesia de la IEE en Zaragoza:

El 10 de octubre de 1984, hace 31 años y 2 días, en la av/de los Pirineos de esta ciudad ponía el Señor en mi corazón y en mi alma la semilla divina de la vocación sacerdotal. Y como si de la historia de Jonás se tratara me dedique a ir en dirección contraria, pase la noche oscura en el vientre de la ballena y por fin dejado en mi Nínive de lo cotidiano para llegar aquí.

Todos tenemos la experiencia de que Dios preside nuestra vida, y que escribe en ella retazos que, a veces, al cabo de los años vamos comprendiendo su sentido. En mi caso podría resumirlos así:

  • El dolor me enseñó a sentarme y mirar.
  • La piedad me enseñó a comprender.
  • El amor me enseñó a perdonar.

Y es que muchas gracias definitivas han tenido una larga historia, una profunda preparación por parte de Dios; preparación tan discreta y amorosa que, a veces, podemos confundirla con sucesos naturales, con acontecimientos normales.

Dios es el centro del momento presente de toda persona; por lo tanto, ningún ser humano es corriente. Cada uno ha sido creado de una forma única por Él y de toda forma única ha sido llamado a amarle.

Con mi ordenación me incorporo a esta familia que es la Comunidad Apostólica para servir desde el ministerio a cuantos lo requieran. Y lo hago desde la certeza de la acción legitima propia de la sucesión apostólica y, como no, de la inagotable imaginación de Dios.

La fundación de un nuevo movimiento espiritual en la Iglesia es un don de Dios llamado carisma. Tal carisma no tiene primariamente por finalidad el crecimiento espiritual de la persona que lo recibe, sino más bien el cuerpo de Cristo que es la Iglesia. El problema es que a veces no creemos en “la” Iglesia, sino en “mi” Iglesia. Y la Iglesia es una, es santa, es católica y por lo tanto es universal. Una sola Iglesia (y no me cansare de decirlo) con diferentes formas de vivir esa misma Fe. Por eso es una acción salvífica destinada, por pura gracia, a la atención espiritual y humana de una porción del Pueblo santo de Dios que ha sido rechazada.

Josemaría, nuestro querido Josemaría, me preguntaba un día que plan tenía para mi ministerio. Mi respuesta sigue siendo la misma: dejarme sorprender por Dios con lo que cada día me ponga delante.

Le doy gracias siempre a Dios por cómo ha acompañado mi vida, por las muchas personas que ha puesto a mi lado a lo largo del camino. Toda la vida me ha mostrado que Dios es bueno y que prepara el camino para cada uno de nosotros. He recibido muchísimo, he dado lo que he podido. Y de verdad estoy contento, ante Él.

Para terminar me he permitido tomar prestado un párrafo de una carta que escribía hace unos meses a un hermano:

“De pocas puedo ponerme como ejemplo. Y sin embargo, en medio de todos mis errores personales, pienso que puedo ponerme de ejemplo de hombre que sabe querer. Vuestras preocupaciones, vuestras penas, vuestros desvelos son para mí una continua llamada. Querría, con este corazón mío de padre y de madre, llevar todo sobre mis hombros.”

Gracias a todos. Y no os olvidéis de rezar por mí.

Y, como diría mi madre, hoy es día de dar. Te dejo esta canción del grupo Ain Karem que resume lo que representa mi vocación en la CAFA:

ORACIÓN
Dios, Padre santo, que, sin mérito alguno de mi parte, me has elegido para compartir el eterno sacerdocio de Cristo y dedicarme al servicio de tu Iglesia, Comunidad de bautizados; haz de mí un valiente y humilde predicador del Evangelio y un fiel dispensador de tus misterios.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

A mis hermanos Fernando, Daniel y Koldo,
en el VI aniversario de nuestra ordenación presbiteral.

Sábado XXVII del Tiempo Ordinario

Bienaventurado el vientre que te llevó.
Mejor, bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios
Lc 11, 27-28

Dios mío, tú eres mi vida; si te abandono, no puedo sino padecer inmensa sed.
Quiero revestirme de aquella nueva naturaleza que te anhela tanto, impulsada por el amor, que llega a vencer en nosotros el temor de acercarnos a ti.
Voy hacia ti, Señor, no solo porque sin ti soy infeliz, no solo porque sé que te necesito, sino porque tu gracia me mueve a buscarte.
A medida que pasen los años, se cierra el corazón y todas las cosas se vuelvan una carga, concédeme que nunca pierda este amor juvenil, deseoso de ti.
Cuanto yo más rehúse abrirte mi corazón, que sean más firmes y más intensos tus toques sobrenaturales, y más apremiante y eficaz tu presencia dentro de mí.

John Henry Newman, 1801-1890

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…

5 de octubre: Acción de gracias y petición

Todo el que pide recibe
Mt 7, 7-11

Quita de mí, Señor, este corazón de piedra, quita de mí este corazón endurecido.
Tú que purifica los corazones y amor los corazones puros, toma posesión de mi corazón y habita en él, llénalo con tu presencia.
Tú que eres superior a lo más grande que hay en mí y que estás más dentro de mí que mi propia intimidad.
Tú que eres el modelo perfecto de la belleza y el sello de la santidad, sella mi corazón por tu misericordia, oh Dios, por quien se consume mi corazón, mi lote perpetuo.

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…

Lunes XXVII del Tiempo Ordinario

¿Quién es mi prójimo?
Lc 10, 25-37

Señor, no quiero pasar de largo ante las personas heridas, en el camino de la vida.
Quiero contagiarme de tu compasión y acercarme para expresar tu ternura, ofrecer el aceite que cura las heridas y el vino que sana y consuela.
Jesús, buen samaritano, acércate a mí, llévame en tus brazos, pues soy oveja perdida.
Carga con mis caídas, hazte presente en mis horas bajas.
Deseo tener tus mismos sentimientos y no dar más ningún rodeo ante el hermano que sufre.
Deseo hacerme compañero de sus caminos, amigo de sus soledades y cercanos a sus dolencias.

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…

Lunes XXVI del Tiempo Ordinario

El más pequeño de vosotros es el más importante
Lc 9, 46-50

Señor Jesús, ¿qué flaquezas has visto en nosotros que te han decidido llamarnos, a pesar de todo, a colaborar con tu misión?
Te damos gracias por habernos llamado, y te rogamos que no olvides tu promesa de estar con nosotros hasta el fin de los tiempos.
Con frecuencia nos invade el sentimiento de haber trabajado en vano toda la noche, olvidando quizá que tú estás con nosotros.
Te pedimos que te hagas presente en nuestras vidas y en nuestro trabajo, hoy, mañana y en el futuro que aún está por llegar.
Llena con amor estas vidas nuestras que ponemos a tu servicio.
Quita de nuestros corazones el egoísmo de pensar en “lo nuestro”, en “lo mío”, siempre excluyente y carente de compasión y de alegría.
Ilumina nuestras mentes y nuestros corazones, y no olvides hacernos sonreír cuando las cosas no marchan como querríamos.
Haz que al final del día, década uno de nuestros días, nos sintamos más unidos a ti, y que podamos percibir descubrir a nuestro alrededor más alegría y mayor esperanza.
Te pedimos todo esto desde nuestra realidad. somos hombres débiles y pecadores, pero somos tus amigos.

Adolfo Nicolás, 1936-2020

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…