En Zaragoza: Apertura de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2022

Tú nos alzas y nos atraes hacia la plenitud de tu luz
Nosotros hemos visto aparecer su estrella en el Oriente
Mt 2, 2b

Iglesia Reformada de Aragón-IEE
C/Mariano Supervía, 52
Preside: pastor Augusto Milián
Hora: 19,00h

Oración

Señor Dios, ilumina nuestro camino con la luz de Cristo que va delante de nosotros y nos guía. Ilumínanos y habita dentro de nosotros. Guíanos para que podamos descubrir el pequeño pesebre que hay en nuestro corazón, donde aún duerme la luz. Creador de la luz, te damos gracias por el don de esa Estrella perpetua, Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. Que sea un faro en nuestra peregrinación. Sana nuestras divisiones y haz que nos acerquemos a la luz de Cristo en quién encontraremos la unidad.
Amén


Domingo II del Tiempo Ordinario

Ese fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea
Jn 2, 1-11

Solo quienes sirven
(sobre Juan 2:1-11)
No hay persona que no quiera ser parte de la fiesta,
beber el vino mejor,
sentarse a la mesa abundante,
reír con quienes ríen,
amanecer bailando,

abrazar con fuerzas un instante feliz,
celebrar hasta que el cuerpo aguante…
Pero, no es allí donde se revela el misterio
ni es allí donde el milagro ocurre.
La gracia se manifiesta en la trastienda,
la gloria de Dios en Jesús se hace visible
en la cocina de la historia,
en el sitio donde se prepara el alimento,
donde mujeres y hombres
sudan junto al fuego encendido
y cargan las bandejas y las jarras.
Solo quienes sirven pueden ver el milagro,
solo quienes cargan el agua,
quienes llenan las tinajas vacías,
quienes no son parte de la fiesta,
quienes habían recibido el llamado al servicio.
Ellos y ellas experimentaron la alegría plena:
la de saberse parte de un secreto maravilloso,
que ni siquiera el novio o la novia jamás conocieron.
Ellos y ellas, obedeciendo lo que el maestro dijo,
vieron sus vidas iluminadas por el signo primero
de un reino que se anunciaba
no en la sala de baile,
no en las mesas abarrotadas de comida,
no en medio de la música estridente,
no entre quienes vestían sus mejores galas,
sino allí donde personas sencillas y humildes,
cuyos nombres no se conocen,
cumplen su tarea de servicio,
obedecen y creen
y experimentan el albor del mundo nuevo.

Gerardo Oberman

Feliz domingo

II Domingo del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dice:
«No tienen vino».
Jesús le dice:
«Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora».
Su madre dice a los sirvientes:
«Haced lo que él os diga».
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dice:
«Llenad las tinajas de agua».
Y las llenaron hasta arriba.

Entonces l
es dice:
«Sacad ahora y llevadlo al mayordomo».
Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llama al esposo y le dice:
«Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora».
Este fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea; así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.

Jn 2, 1-11

Estas de racha. Este domingo también puedo traerte la reflexión al Evangelio de hoy del pastor Rubén de la IEE en Málaga. Disfrútalo: https://www.workingpreacher.org/commentaries/revised-common-lectionary/second-sunday-after-epiphany-3/comentario-del-san-juan-21-11-4

Feliz domingo

Bautismo de Jesús

Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos
Lc 3, 15-16. 21-22

Para que el tiempo pueda cambiar
no hace falta un espacio.
El cambio del tiempo se ha dado.
Cuando él nació.
Pero, ¿dónde había espacio para Él?
En las posadas no había sitio.
Pero, sí en un corazón,
que se abrió a lo imposible,
y a lo largo del camino

que los dos recorrieron juntos
esperando contra toda esperanza.
Y los pastores, que creyeron en la palabra del ángel,
se unieron entre ellos. El espacio creció.

¿Hay sitio en nuestras posadas?
¿Hay espacio para un cambio del tiempo?
Todos nosotros tenemos un corazón
y cada uno tiene a los demás
como compañeros de camino.
Esperanza para el tiempo y para la eternidad.

Klaus Hemmerle, 1929-1994

A mi hermano en la Fe, Ernesto;
en el día de su cumpleaños.

Feliz último domingo de Navidad

Bautismo del Señor

En aquel tiempo, el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos:
«Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego».
Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo:
«Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco».
Lc 3, 15-16. 21-22

Hoy te tienes que sentir muy bendecido. En lugar del habitual tablón dominical que cada domingo te hago tragar vas a disfrutar de la reflexión que mi hermano en la Fe y ministerio, Rubén, nos regala para este día del Bautismo del Señor. Disfrútalo: https://www.workingpreacher.org/commentaries/revised-common-lectionary/baptism-of-our-lord-3/comentario-del-san-lucas-315-17-21-22-4

A mi hermano en la Fe, Ernesto;
en el día de su cumpleaños.

Feliz último domingo de Navidad