Te recomiendo…

Las Canonesas Regulares del Santo Sepulcro acaban de publicar este libro en el que plasman la experiencia de oración que cada sábado, en torno a la Palabra, han compartido con quienes se acercan al monasterio.

Más información: https://es.ppc-editorial.com/libro/sabados-en-el-monasterio-1

Jueves XXVIII del Tiempo Ordinario

Se le pedirá cuenta de la sangre de los profetas,
desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías
Lc 11, 47-54

Cristo vino para congregar en la unidad a todos los hijos de Dios que estaban dispersos (Jn 11, 52) y, por tanto, nos parece esencial ser uno en él. Cristo es el Buen Pastor de todos. Él es también la Puerta hacia el Padre y hacia los demás. ¿Entraremos por esa puerta en la morada del Padre para reencontrarnos todos? Una nueva dinámica impulsaría a nuestras Iglesias, llenas de la alegría de Cristo y de confianza en que el Espíritu Santo nos mostrará el futuro paso a paso.

A mi hermano en la Fe y en el ministerio Fernando V. A.,
en el día de su cumpleaños

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…

Miércoles XXVIII del Tiempo Ordinario

¡Ay de vosotros, fariseos! ¡Ay de vosotros también, maestros de la ley!
Lc 11, 42-46

Caminar con todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo es una aventura de fraternidad y no de conquista. No se trata de llevar al redil, sino de andar con humildad. En esta marcha todos dan y reciben. Puede surgir una palabra esclarecedora que dé sentido a la aventura humana y transfigure la vida.

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…

12 de octubre de 2021: Crónica

Tú lo dices: soy rey
Jn 18, 33-38

En torno a este texto del Evangelio de Juan hemos celebrado, invitados por el rev. Noel de la Comunión Anglicana en Zaragoza (IERE) y acompañado del p. Emilio de la Iglesia Ortodoxa Rusa, esta celebración de acción de gracias por el VI aniversario de mi ordenación sacerdotal.

Gracias a mis hermanos sacerdotes por este momento de oración, a la IERE y a sus fieles que nos han acompañado. Con todos ellos hemos anticipado lo que nos decía una de las estrofas de un himno que hemos cantado:

Oh cuan grata nuestra reunión,
cuando allá Señor en tu mansión,
contigo estemos en comunión,
gozando eterno bien.

TODO ES GRACIA

Crecer juntos

Las Comunidades que conforman la CAFA han aceptado la solicitud de la Comunión Anglicana en España (IERE), como iglesia colaboradora, para realizar el programa Crecer juntos.
Lo podéis escuchar hoy a las 10,00h y a las 19,00h (hora española) en Radio Anglicana.
(Resto de franjas horarias consultar: https://www.radioanglicana.es/store.html)
En tu ordenador: http://www.radioanglicana.es
Descarga e instala la App pinchando el enlace correspondiente:
Para android:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.radio20comunicacion.radioanglicana
Para IPhone:
https://itunes.apple.com/us/app/radio-anglicana-espa%C3%B1a/id1435779820

Esperamos que os guste y ayude.

12 de octubre de 2015

Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mi primero
Jn 15, 18-27

Con estas palabras del Evangelio de Juan iniciaba la exhortación que el obispo Jordi nos dirigía a aquellos cuatro que iniciaríamos la vocación de la CAFA en nuestros respectivos lugares.
Cada año en mi oración de acción de gracias medito las palabras que aquel día se nos dijeron y compruebas, seis años después, que alguna se ha cumplido proféticamente.
Quiero tener presente a quienes, seis años después, ya no están conmigo en esta andadura y que no dudo me acompañan desde el cielo. Pero también quiero recordar a los que el Señor, en su infinita misericordia, ha puesto en mi camino enseñándome cada día a ser mejor cristiano.

Hoy quiero compartir con vosotros mis primeras palabras como presbítero aquel 12 de octubre de 2015 en la iglesia de la IEE en Zaragoza:

El 10 de octubre de 1984, hace 31 años y 2 días, en la av/de los Pirineos de esta ciudad ponía el Señor en mi corazón y en mi alma la semilla divina de la vocación sacerdotal. Y como si de la historia de Jonás se tratara me dedique a ir en dirección contraria, pase la noche oscura en el vientre de la ballena y por fin dejado en mi Nínive de lo cotidiano para llegar aquí.

Todos tenemos la experiencia de que Dios preside nuestra vida, y que escribe en ella retazos que, a veces, al cabo de los años vamos comprendiendo su sentido. En mi caso podría resumirlos así:

  • El dolor me enseñó a sentarme y mirar.
  • La piedad me enseñó a comprender.
  • El amor me enseñó a perdonar.

Y es que muchas gracias definitivas han tenido una larga historia, una profunda preparación por parte de Dios; preparación tan discreta y amorosa que, a veces, podemos confundirla con sucesos naturales, con acontecimientos normales.

Dios es el centro del momento presente de toda persona; por lo tanto, ningún ser humano es corriente. Cada uno ha sido creado de una forma única por Él y de toda forma única ha sido llamado a amarle.

Con mi ordenación me incorporo a esta familia que es la Comunidad Apostólica para servir desde el ministerio a cuantos lo requieran. Y lo hago desde la certeza de la acción legitima propia de la sucesión apostólica y, como no, de la inagotable imaginación de Dios.

La fundación de un nuevo movimiento espiritual en la Iglesia es un don de Dios llamado carisma. Tal carisma no tiene primariamente por finalidad el crecimiento espiritual de la persona que lo recibe, sino más bien el cuerpo de Cristo que es la Iglesia. El problema es que a veces no creemos en “la” Iglesia, sino en “mi” Iglesia. Y la Iglesia es una, es santa, es católica y por lo tanto es universal. Una sola Iglesia (y no me cansare de decirlo) con diferentes formas de vivir esa misma Fe. Por eso es una acción salvífica destinada, por pura gracia, a la atención espiritual y humana de una porción del Pueblo santo de Dios que ha sido rechazada.

Josemaría, nuestro querido Josemaría, me preguntaba un día que plan tenía para mi ministerio. Mi respuesta sigue siendo la misma: dejarme sorprender por Dios con lo que cada día me ponga delante.

Le doy gracias siempre a Dios por cómo ha acompañado mi vida, por las muchas personas que ha puesto a mi lado a lo largo del camino. Toda la vida me ha mostrado que Dios es bueno y que prepara el camino para cada uno de nosotros. He recibido muchísimo, he dado lo que he podido. Y de verdad estoy contento, ante Él.

Para terminar me he permitido tomar prestado un párrafo de una carta que escribía hace unos meses a un hermano:

“De pocas puedo ponerme como ejemplo. Y sin embargo, en medio de todos mis errores personales, pienso que puedo ponerme de ejemplo de hombre que sabe querer. Vuestras preocupaciones, vuestras penas, vuestros desvelos son para mí una continua llamada. Querría, con este corazón mío de padre y de madre, llevar todo sobre mis hombros.”

Gracias a todos. Y no os olvidéis de rezar por mí.

Y, como diría mi madre, hoy es día de dar. Te dejo esta canción del grupo Ain Karem que resume lo que representa mi vocación en la CAFA:

ORACIÓN
Dios, Padre santo, que, sin mérito alguno de mi parte, me has elegido para compartir el eterno sacerdocio de Cristo y dedicarme al servicio de tu Iglesia, Comunidad de bautizados; haz de mí un valiente y humilde predicador del Evangelio y un fiel dispensador de tus misterios.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

A mis hermanos Fernando, Daniel y Koldo,
en el VI aniversario de nuestra ordenación presbiteral.

Martes XXVIII del Tiempo Ordinario

Dad limosna, y lo tendréis limpio todo
Lc 11, 37-41

El número de marginados de toda clase va en aumento. Vivimos en un entorno donde sobra gente. El fracaso marca desde la escuela a aquellos que no llegarán al final del recorrido. La analogía con la parábola de los leprosos es impresionante: los leprosos agitan sus campanillas, que ahuyentan a los sanos y señalan a los proscritos. Pero Cristo se deja abordar, camina hacia ellos y los cura. La Iglesia, Comunidad de bautizados, no puede funcionar sin acercarse y acompañar a los pobres.

A mis hermanos Fernando, Daniel y Koldo,
en el VI aniversario de nuestra ordenación presbiteral.

Hermanas y hermanos, os paso un enlace de una noticia de Europa Press, en el cual se comunica que el ayuntamiento de los Llanos de Aridane pone un número de cuenta para recibir ayudas para los damnificados del volcán. Yo mismo os lo copio aquí por vuestra comodidad, pero para vuestra confianza, podéis cotejarlo con los de la prensa: IBAN ES06 2100 1921 1902 0014 1752 el concepto ‘donación La Palma’ y el destinario, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane https://www.europapress.es/…/noticia-ayuntamiento…