3 de julio: Tomás, apóstol

Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían:
«Hemos visto al Señor».
Pero él les contestó:
«Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo».
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo:
«Paz a vosotros».
Luego dijo a Tomás:
«Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente».
Contestó Tomás:
«¡Señor mío y Dios mío!».
Jesús le dijo:
«¿Porque me has visto has creído? Bienaventurados los que crean sin haber visto».
Jn 20, 24-29

Aunque hoy su recuerdo queda eclipsado, como no puede ser de otra manera, por el Domingo el caso del apóstol Tomás es importante para nosotros al menos por tres motivos: primero, porque nos conforta en nuestras inseguridades; en segundo lugar, porque nos demuestra que toda duda puede tener un final luminoso más allá de toda incertidumbre; y, por último, porque las palabras que le dirigió Jesús nos recuerdan el auténtico sentido de la fe madura y nos alientan a continuar, a pesar de las dificultades, por el camino de fidelidad a él.

Feliz domingo

Crecer juntos

Las Comunidades que conforman la CAFA han aceptado la solicitud de la Comunión Anglicana en España (IERE), como iglesia colaboradora, para realizar el programa Crecer juntos.
Lo podéis escuchar hoy a las 21,00h (hora española) en Radio Anglicana.
(Resto de franjas horarias consultar: https://www.radioanglicana.es/store.html)
En tu ordenador: http://www.radioanglicana.es
Descarga e instala la App pinchando el enlace correspondiente:
Para android:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.radio20comunicacion.radioanglicana
Para IPhone:
https://itunes.apple.com/us/app/radio-anglicana-espa%C3%B1a/id1435779820
También puedes descargarte los podcast en: https://www.spreaker.com/user/15581636 y en el canal de Radio Anglicana en You Tube: https://www.youtube.com/results?search_query=radio+anglicana

Esperamos que os guste y ayude.

Feliz domingo

Domingo XIV del Tiempo Ordinario

Descansará sobre ellos vuestra paz
Lc 10, 1-12. 17-20

Concede a nuestra vida, Señor, tu sabiduría.
Ayúdanos a abstenernos de las palabras que son muros que te ocultan;

palabras en las que el amor no emerge.
Palabras defensivas como barreras de alambre o arrojadas hostilmente como piedras.
Palabras que no nacen de la escucha sino de la sordera interior.
Palabras que cotorrean orgullo y jactancia, que paralizan la comunicación,

que no permiten más que palabras.
Que nuestro corazón se abra al silencio activo, presente y comprometido,

que es la marca de la hospitalidad verdadera.
Danos la fuerza de insinuar, en los inviernos rutinarios de las relaciones, la rama verdecida,

la inesperada flor, la irreprimible invitación que tú me haces a un renacer.

José Tolentino Mendonça

Feliz domingo

A mi hermano en el ministerio, Noel Antonio;
en el VI aniversario de su ordenación presbiteral…

Dios fuerte y misericordioso,
que destruyes las guerras y derribas a los soberbios;
aparta de nosotros la destrucción y las lágrimas,
para que todos podamos llamarnos,
en verdad, hijos tuyos.
Por Jesucristo, Nuestro Señor

XIV Domingo del Tiempo Ordinario

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía:
«La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies.
¡Poneos en camino! Mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino.
Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros.
Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan: porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa.
Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles:
“El reino de Dios ha llegado a vosotros”.
Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”.
Os digo que aquel día será más llevadero para Sodoma que para esa ciudad».
Los setenta y dos volvieron con alegría diciendo:
«Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre».
Él les dijo:
«Estaba viendo a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad: os he dado el poder de pisotear serpientes y escorpiones y todo poder del enemigo, y nada os hará daño alguno. Sin embargo, no estéis alegres porque se os someten los espíritus; estad alegres porque vuestros nombres están inscritos en el cielo».
Lc 10, 1-12. 17-20

Los recursos necesarios son muy sencillos: «ligeros de equipaje«, sencillamente, humildemente. No usaremos los medios habituales de los «lobos» (los poderosos), sino que iremos como «corderos», «como el Cordero Jesús». Los mensajeros (su estilo de vida, su amistad y comunión personal y su testimonio conjunto) son el principal mensaje. Somos TESTIGOS.

Feliz domingo

A mi hermano en el ministerio, Noel Antonio;
en el VI aniversario de su ordenación presbiteral…

Dios fuerte y misericordioso,
que destruyes las guerras y derribas a los soberbios;
aparta de nosotros la destrucción y las lágrimas,
para que todos podamos llamarnos,
en verdad, hijos tuyos.
Por Jesucristo, Nuestro Señor

Sábado XIII del Tiempo Ordinario

¿Es que pueden guardar luto mientras el esposo está con ellos?
Mt 9, 14-17

Vela, oh Dios mío, con aquellos que velan o lloran esta noche, y que tus ángeles cuiden a los que duermen.
Cuida a los enfermos, oh Jesucristo, Señor nuestro, da descanso a los fatigados, bendice a los agonizantes, alivia a los que sufren, compadécete de los afligidos, protege a los dichosos.
Y todo por tu amor.

Aurelio Agustín, 354-430
(san Agustín de Hipona)

Dios fuerte y misericordioso,
que destruyes las guerras y derribas a los soberbios;
aparta de nosotros la destrucción y las lágrimas,
para que todos podamos llamarnos,
en verdad, hijos tuyos.
Por Jesucristo, Nuestro Señor

Crecer juntos

Las Comunidades que conforman la CAFA han aceptado la solicitud de la Comunión Anglicana en España (IERE), como iglesia colaboradora, para realizar el programa Crecer juntos.
Lo podéis escuchar hoy a las 10,00h y a las 19,00h (hora española) en Radio Anglicana.
(Resto de franjas horarias consultar: https://www.radioanglicana.es/store.html)
En tu ordenador: http://www.radioanglicana.es
Descarga e instala la App pinchando el enlace correspondiente:
Para android:
https://play.google.com/store/apps/details?id=com.radio20comunicacion.radioanglicana
Para IPhone:
https://itunes.apple.com/us/app/radio-anglicana-espa%C3%B1a/id1435779820
También puedes descargarte los podcast en: https://www.spreaker.com/user/15581636 y en el canal de Radio Anglicana en You Tube: https://www.youtube.com/results?search_query=radio+anglicana

Esperamos que os guste y ayude.

Viernes XIII del Tiempo Ordinario

No tienes necesidad de médico los sanos; misericordia quiero y no sacrificios
Mt 9, 9-13

Lo que nos cambia la existencia no son las hipótesis ni las teorías, sino los lazos afectivos. Las personas que entran en nuestra existencia van cincelando nuestro modo de ser y de vivir. Este dato de la experiencia se aplica también a la vida creyente que es sobre todo relación.

Ianire Angulo Ordorika

Dios fuerte y misericordioso,
que destruyes las guerras y derribas a los soberbios;
aparta de nosotros la destrucción y las lágrimas,
para que todos podamos llamarnos,
en verdad, hijos tuyos.
Por Jesucristo, Nuestro Señor