Sábado I de Adviento

Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas
Mt 9, 35 – 10, 1. 5a. 6-8

Hay notable diferencia entre los que confían en Dios, no faltándoles nada de lo necesario,
y aquellos que, manteniendo la misma confianza, se despojan de todos sus bienes por imitar a Cristo.

Francisco de Jasso y Azpilicueta, 1506-1552
(san Francisco Javier)

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s