Martes XX del Tiempo Ordinario

Más fácil le es a un camello entrar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de los cielos
Mt 19, 23-30

Señor, tú nos has dicho: ¿Quién de vosotros puede habitar con un fuego devorador? (Is 33, 14).
Ves que nos da miedo meditar sobre tu pasión, porque nos asusta entrar en este fuego y ser consumidos por él.
Tememos que esta meditación deje de ser contemplación externa y se convierta en experiencia interna.
Te pedimos, Señor, que nos acompañes en nuestro miedo, que nos hagas conocer tu verdad y a nosotros mismos en ella. Te pedimos que nos guíes en nuestra pobreza y en nuestra debilidad, hasta el conocimiento de tu pobreza y de tu debilidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s