Martes XIII del Tiempo Ordinario

Se puso en pie, increpó a los vientos y al mar y vino una gran calma
Mt 8, 23-27

Que tu Dios, tu Creador, te unge por dentro y por fuera, te adorna y te embellece de tal manera que el propio Rey llegue a codiciar tu hermosura.

san Ireneo de Lyon, 140-202
-Doctor de la Unidad-

A mi madre, Luisa;
en el IX aniversario de su marcha al cielo…

Dios fuerte y misericordioso,
que destruyes las guerras y derribas a los soberbios;
aparta de nosotros la destrucción y las lágrimas,
para que todos podamos llamarnos,
en verdad, hijos tuyos.
Por Jesucristo, Nuestro Señor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s