24 de agosto: Bartolomé, apóstol

san_bartolome_24_de_agosto
Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño
Jn 1, 45-51

Poco sabemos de Bartolomé. Llevamos siglos identificándolo con Natanael, aunque sin certezas absolutas. Pero nos consta lo fundamental: su condición de discípulo (como nosotros), y de discípulo pecador, perdonado y coherente al final de su camino (ojalá también como nosotros). Pero esa falta de datos no le hace menos apóstol, ni menos relevante que Pedro, Santiago o Juan. Nuestra unidad -tan importante, querida por Dios y objeto de la oración de Jesús- se expresa en diversidad, en variedad de dones, sensibilidades, biografías. Se trata de otra lección que hemos de seguir aprendiendo.

Anuncios

Va de libros…

a073668202115331e81af161dac3b597

Como he disfrutado. No he podido esperar a presentarte esta obra que, en mi opinión, es fundamental para entender el libro mas desconocido de la Biblia: El Cantar de los Cantares.

Magnifico.

Para más  información: https://es.ppc-editorial.com/libro/el-cantar-de-los-cantares-0

Jueves XX del Tiempo Ordinario

6a0120a55c7f72970c01b7c6ed49e5970b
A todos los que encontréis, llamadlos a la boda
Mt 22, 1-14

Hijo, no te enojes si algunos tuvieren mala opinión de ti
y dijeren lo que no quisieras oír.
Si andas dentro de ti,
no harás mucho caso de las palabras que vuelan.
No es poca prudencia callar en el tiempo adverso,
y volverse a mí de corazón,
y no turbarse por los juicios humanos.
No esté tu paz en la boca de los hombres,
pues si pensaren de ti bien o mal,
no serás por eso otro hombre.
¿Dónde está la verdadera paz y la verdadera gloria?
¿Acaso no está en mí?
Y el que no desea contentar a los hombres
ni teme desagradarlos, gozará de mucha paz.
Del desordenado amor y vano temor
nace todo desasosiego del corazón
y toda distracción de los sentidos.

Tomás de Kempis, 1380-1471

Miércoles XX del Tiempo Ordinario

910507_1
3.011.433 de parados registrados en España

Nadie nos ha contratado
Mt 20, 1-16

Desde su propia experiencia, el testigo cree que Dios está en el fondo de cada vida y sigue comunicándose con cada persona por caminos que no pasan necesariamente por la fe religiosa ni por la Iglesia. Por eso vive atento a esa acción del Espíritu que se le regala a cada persona juntamente con la vida. No hay nadie abandonado por Dios, nadie que viva privado de su bendición. El testigo vive con esta convicción: todos vivimos, nos movemos y existimos en Dios; todos lo buscamos y encontramos a tientas, aunque no se encuentra lejos de cada uno de nosotros (Hch 17, 27-28)

Martes XX del Tiempo Ordinario

20061015
Más fácil le es a un camello entrar por el ojo de una aguja,
que a un rico entrar en el reino de los cielos
Mt 19, 23-30

El mundo es un libro escrito con el dedo de Dios,
en el que cada criatura es una letra.
Igual que el que no sabe leer ni conoce las letras,
ve en un libro abierto las figuras de ellas.
pero no entiende su sentido;
del mismo modo, el que no entiende las obras de Dios
ve la hermosura de las cosas visibles,
pero no penetra en su intrínseca razón, ni en su Artífice.

Ludovicus Blosius, 1506-1566